Denunció violencia, nadie le creyó y murió apuñalado por su esposa

La joven no fue capaz de explicar cómo terminó el cuchillo en el corazón de Alfredo.

El 23 de junio Alfredo Turcumán murió tras agonizar nueve días en el hospital por una puñalada que le propinó su esposa, Clauda Moya, en el corazón.

El argentino había denunciado ante la comisaría de Trinidad, en San Juan, haber sufrido violencia en el hogar, pero le contestaron que era un “maricón”.

En sus declaraciones, Claudia dijo que el joven se había lastimado mientras realizaba tareas domésticas, pero fue incapaz de explicar cómo terminó el cuchillo en su corazón.

La mujer se encuentra detenida por ser la principal sospechosa. Las autoridades además investigan a los policías desestimaron la denuncia de la víctima.

Comentarios

comentarios