¿Cuál es la diferencia entre temblor, sismo y terremoto?

Expertos explican qué corresponden los diferentes términos desde el punto de vista sismológico y social.

 

¿Cuál es la diferencia entre temblor, sismo y terremoto?

Etimológicamente, terremoto es una palabra que viene del latín, que significa movimiento de tierra y sismo es una palabra que nace del griego y también se refiere al movimiento de la tierra.

En ese sentido, Pardo explica que etimológicamente significan lo mismo, “sismo, terremoto y temblor, son sinónimos”.

“En Chile tradicionalmente, (existe esta diferencia) más que nada debido a las compañías de seguro que pagan sólo cuando hay daños asociados al sismo o al temblor. Por lo tanto que ellos son los que categorizaron como terremotos a los sismos que generan daños”, precisó.

En esa misma línea, el experto indicó que esta es una diferencia que se hace solamente en Chile. “En el resto del mundo si se habla de un terremoto, puede ser chico o grande, con daños o sin daños, la diferencia solamente se radica en la magnitud del temblor”.

“Un sismo que genere daños es del orden de 6° a 7° (Richter) hacia arriba”, y desde esa base sería calificado por las aseguradoras como un terremoto. Sin embargo eso no quita que todos los temblores son terremotos (y viceversa)”, y en ese contexto la única diferencia vendría siendo la magnitud y la intensidad de los sismos.

 

La diferencia desde el punto de vista social

En Chile por otro lado, la percepción que se tiene sobre un temblor, un sismo o un terremoto, es muy distinta y son pocos los que las asocian a un sinónimo. El psiquiatra de la Clínica Alemana, Alejandro Koppmann, explicó cuál es la diferencia desde el punto de vista de la sociedad.

Para Koppmann, la diferencia radica en que “en un temblor, uno espera y la vida sigue ya que tenemos temblores todos los días, yo entiendo que desde el punto de vista sismológico la diferencia tiene que ver con la cantidad de grados, pero la experiencia de las personas es muy distinta”.

“La diferencia la hace la experiencia del que recibe el terremoto, y la experiencia es catastrófica por lo que la gente se asusta frente a estos eventos”, señaló.

En ese sentido, el experto explica que “la palabra terremoto tiene una evocación absolutamente distinta a la que tiene la palabra temblor ya que de alguna manera los temblores no tienen el nivel de amenaza que significa un terremoto”.

A lo anterior, añadió que “un terremoto, un maremoto, un huracán, tienen amenazas para la vida, hay imposibilidad de escapar y parálisis, entonces obviamente que la experiencia de un terremoto, es distinta a la de un temblor”.

“La gente se alarma porque en el fondo lo que hace es revivir su propia experiencia frente a un terremoto y la capacidad de reacción que uno tiene frente a un terremoto es muy distinta a la de un temblor”, concluyó.

Comentarios

comentarios