La imagen de un caballito de mar que el fotógrafo deseó jamás haber capturado

caballito de mar enojo

Una fotografía tiene el poder de conmover hasta las emociones más profundas en nosotros. Tanto para bien, como para mal. Esto fue lo que le sucedió al fotógrafo de la naturaleza Justin Hofman, quien presenció un momento que en cuestión de segundos se transformó de algo hermoso en algo que le rompió el corazón.

El resultado: una fotografía impactante, que dice mucho más de lo que aparenta, y que Justin preferiría que no hubiera existido jamás.

«Es una foto que desearía no existiera, pero ahora que lo hace, quiero que todos la vean. Lo que empezó como una oportunidad para fotografiar un adorable y pequeño caballito de mar se convirtió en una de frustración y tristeza mientras la ola que venía trajo consigo incontables piezas de basura y agua residuales».

Esta fotografía tomada en Indonesia fue una de las finalistas en la competencia de Wildlife Photographer of the Year del Museo de Historia Natural en Londres. Los hipocampos suelen sujetarse a pedazos de algas para tomar las corrientes marítimas y así desplazarse en el mar. Cuando el animal que ves en esa imagen perdió la planta que sostenía con su cola, tomó lo más cercano que encontró: un cotonete.

Indonesia es famoso por su basta biodiversidad que llena sus mares de vida. Pero también es uno de los principales responsables de la contaminación de plásticos en el mar, justo después de China.

«Esta foto es una alegoría del estado actual y futuro de nuestros océanos. ¿Qué clase de futuro estamos creando? ¿De qué manera tus acciones le dan forma a nuestro planeta?».

Si también consideras que necesitamos cambiar nuestros hábitos de manera inmediata por el bien de nuestro planeta, te invitamos a compartir esta foto para que el mensaje de Justin Hofman llegue a más personas.

Comentarios

comentarios