Recibe papa Francisco un Lamborghini Huracán

El pontífice subastará el vehículo de súper lujo para apoyar a cristianos refugiados en Irak.

La armadora italiana Lamborghini obsequió este miércoles una edición especial de su modelo Huracán, mismo que el pontífice subastará para destinar las ganancias a comunidades cristianas que han sido desplazadas de sus lugares de origen en Irak.

El Huracan tiene un precio en el mercado que va de los 296 mil a los 370 mil dólares, pero esta edición especiales, con los colores del Estado Vaticano, podría superar dicha cifra por tratarse de un modelo único.

Previo a la audiencia general que realiza el papa todos los miércoles, ejecutivos de la firma de autos de súper lujo hoy perteneciente a Grupo Volkswagen presentaron el automóvil a Francisco, quien le dio la bendición para posteriormente enviarlo a la casa Sotheby’s, encargada de la subasta.

Unos 12 mil cristianos agrupados en iglesias sirio-católicas, ortodoxas y caldeas fueron desplazados de sus comunidades de origen debido al avance de grupos radicales en Irak. El dinero obtenido en la subasta servirá para que vuelvan a su lugares de origen o puedan comenzar de nuevo en otras latitudes.

Comentarios

comentarios