“Se siente increíblemente realista”: Mujer cuenta cómo se siente tener sexo con un robot

“Siento la misma sensación que la de tener sexo con un hombre real”, dice Karley.

Los robots van a dominar el mundo, no es una opinión, es un hecho. Poco a poco van realizando más tareas que antes hacían las personas: Desde el área industrial hasta la sexual. Y no sólo los hombres han aprovechado los avances tecnológicos, sino que también las mujeres.

Karley Sciortino de 31 años es una de las mujeres en tener sexo con Gabriel, un hombre completamente robótico. Tuvo relaciones con el muñeco durante 20 minutos y relató su experiencia  que describe la creación de este muñeco que casi parece real.

¿El veredicto de Karley? “Parece completamente real”. Y vaya que lo es, porque Gabriel tiene un buen cuerpo, fornido, pero muy normal e incluso tiene vello. Si, pelitos.

Y a parte de no haberlo pasado nada mal con Gabriel, Karley quiere derribar un par de mitos sobre la sexualidad femenina.

   “Siempre asumimos que los hombres son más propensos a disfrutar durmiendo con un objeto y que las mujeres necesitan algún tipo de conexión emocional para disfrutar, pero no siempre es así”.

El muñeco está hecho de silicona en un 100%, por lo cual a pesar de ser un robot no se siente mecánico. Además, el pene puede ajustarse para estar flácido erecto.

   “Hace que el pene se sienta increíblemente realista. Por momentos era indistinguible de uno real. Está hecho para ser duro en el interior con una capa externa suave. Incluso tiene vello púbico”.

Pero aunque parezca y se sienta extremadamente real, Karley asume que no es lo mismo que tener sexo con una persona de carne y hueso. Lo que si, es muy educativo.
“Definitivamente no es lo mismo que tener relaciones sexuales con una persona, pero en términos de una nueva experiencia sexual, vale la pena. Con un muñeco puedes aprender a hacer que el sexo funcione para ti: probar velocidades y ángulos. Puede ayudarte a entender tu cuerpo y eso es algo que da poder a una mujer”.
Si quieren saber más sobre estos muñecos y cómo se hacen, pueden mirar este mini documental de Vice (tienen que activar los subtítulos en español, en caso de que no aparezcan automáticamente).

Comentarios

comentarios