Sismos afectan servicio de agua potable en Neza

En ese municipio se han detectado al menos 3 mil 198 viviendas con algún tipo de afectación, de las cuales 2 mil 700 tienen daños severos, por lo que algunas de ellas empezaron a ser demolidas.

Debido a los tres sismos que se registraron el 7, 19 y 23 de septiembre cerca de 400 mil personas sufrieron afectaciones, por daños directos a su patrimonio, o por fallas en el servicio de agua potable por las fracturas en las líneas de conducción del ramal Mixquic Tláhuac y cortes eléctricos en instalaciones de los pozos del Lago Nabor Carrillo, informó el alcalde Juan Hugo de la Rosa García.

El edil de extracción perredista dio a conocer un balance de las consecuencias que ocasionaron los movimientos telúricos en el segundo municipio más poblado del Estado de México.

De los de 616 planteles educativos públicos que existen en la localidad, hasta el lunes, se han podido verificar el 65 %. Las inspecciones han revelado que 164 escuelas presentan daños significativos y 98 ya son aptas para que se desarrollen actividades académicas.
También, se han detectado al menos 3 mil 198 viviendas con algún tipo de afectación, de las cuales 2 mil 700 tienen daños severos, por lo que algunas de ellas empezaron a ser demolidas este lunes ante el riesgo que representan para la población.

“Tenemos avances muy importantes hasta este momento podemos decir que hemos intervenido prácticamente el 65% de todo el problema, es decir, entre escuelas y viviendas todavia tenemos mucho que hacer”, explicó.

Las autoridades locales han recibido 4 mil 129 reportes de afectaciones, 3 mil 198 corresponden a viviendas, 9 de clínicas, 19 de mercados públicos, 13 de iglesias, 4 de puentes vehiculares y 49 de edificios públicos con deterioros, además de 700 incidentes en la vía pública relativos a caída de árboles, cables, postes, transformadores y levantamiento de asfalto, entre otros.

Los sismos causaron daños a la red hidráulica, lo que provocó un desabasto de agua potable en varias colonias del municipio.
De la Rosa García, comentó que ya se repararon las 8 fugas en la red hidráulica maestra, así como 150 en las líneas secundarias, pero aún falta que concluyan los trabajos que lleva Comisión Nacional del Agua en la línea de conducción del tanque La Caldera y Pantitlán.

“Cuando eso ocurra el líquido podrá llegar con normalidad a los habitantes de la zona centro de la ciudad, mientras que en la zona norte únicamente se espera que la Comisión Federal Electricidad reanude el servicio eléctrico en los pozos para que estos puedan funcionar y enviar el agua”, indicó.
Para mitigar la falta de agua se implementó un sistema de dotación gratuito por medio de 65 pipas y la instalación de tinacos en puntos estratégicos para que, en su caso, la población pueda abastecerse en ellos en cualquier momento en tanto se regulariza el suministro.

El edil reconoció que los carros cisternas no son suficientes para atender la demanda de más de 200 mil habitantes que no cuentan con el suministro normal. Para que eso ocurriera se requeriría la contratación de más de 5 mil 600 pipas.

Juan Hugo de la Rosa, advirtió que si persiste la falta de agua potable se podría presentar un problema de salud pública en Nezahualcóyotl, por lo que pidió a los gobiernos federal y estatal su apoyo para salir de la crisis que enfrentan.

“A partir de las emergencias el gobierno local ha erogado al menos 60 millones de pesos en gastos emergentes para tareas de limpieza, valoración, reparación de infraestructura y auxilio a la población, por lo que solicitamos ya al gobierno estatal y federal la declaratoria de emergencia en el municipio, a fin de obtener recursos que permitan apoyar a la población que ha visto su patrimonio afectado y reconstruir la infraestructura municipal dañada”, mencionó.

Comentarios

comentarios